FERNANDO HENAR: «Estamos muy satisfechos de que Aragón se una a las nueve CCAA que ya aplican el bingo electrónico de sala»

Fernando Henar, presidente de CEJ, saluda con satisfacción las novedades introducidas en Aragón. Por ello comparte con todos nuestros lectores su valoración y la necesidad de medidas similares en el resto de Comunidades Autónomas que aún no han dinamizado esta forma de juego tan popular e integrada en la sociedad española.

Aragón ha anunciado una serie de medidas que buscan dinamizar el subsector del bingo mediante: la regulación de la nueva modalidad de bingo electrónico de sala; y, el incremento el porcentaje de retorno en premios de los cartones tradicionales.

En este sentido, debemos recordar que aunado al marcado descenso de público que ha estado afectando la rentabilidad de las salas de bingo, desde que estalló la crisis del COVID-19 en Aragón se han perdido cerca de un 50% de las ventas.

“Debemos estar satisfechos con las medidas propuestas por la DGA para la modificación del modelo de negocio del bingo”, enfatiza Henar.

“Mayor porcentaje de devolución en premios (algo básico en este juego) y la nueva modalidad de bingo electrónico de sala se hacen más necesarios que nunca en estos momentos tan complicados donde la demanda cae sin límite y con ello la continuidad de muchas salas, peligrando igualmente los puestos de trabajo de una forma generalizada”.

“Aprovechar las nuevas tecnologías que nos permiten desarrollar esta nueva modalidad es fundamental para evitar este descalabro. Para Cej, en los últimos años , es uno de los grandes objetivos y estamos muy satisfechos de que Aragón se una a las nueve Comunidades Autónomas que ya lo aplican en sus territorios”. Así anima Fernando Henar a que se salve esta parte de la industria que más está sufriendo y que perfectamente integrada en la sociedad española y un modo de socializar tan necesario para muchas personas.

Como consecuencia, La Diputación General de Aragón ha presentado dos proyectos de orden y han abierto el plazo para presentar alegaciones o sugerencias a ambos textos legislativo.